ENDURO: DIEGO LLANOS SE CORONÓ CAMPEÓN DEL “TRANSMONTAÑA 2017”

Imprimir
Creado en 10 Octubre 2017
Escrito por Dante Barrionuevo Visitas: 101

ENDURO: DIEGO LLANOS SE CORONÓ CAMPEÓN DEL “TRANSMONTAÑA 2017”

El chileciteño hizo pareja con Mateo Cavallo en la tradicional competencia por parejas en la provincia de Tucumán. 

Existen hechos que cambian rumbos, momentos que marcan a fuego un camino y sensaciones que quedan en la piel de por vida, para Diego Llanos (Beta Argentina-Mezher-Factory Race-Radikal Racing) y Matteo Cavallo (Beta Boano Racing Costa Ligure) el de ayer seguramente contendrá mucho o todo de esto, como quizás lo fue para Beta Argentina en el 2016 con su primer victoria oficial en un Transmontaña y como lo ha sido para este evento en la última decada, donde primero decidió trabajar para nacionalizar la competencia y posteriormente, para romper definitivamente límites y fronteras para darle destino internacional y posicionarse como referente mundial por sus cualidades únicas. 

 

Una carrera con todos los condimentos, que ya desde arranque planteaba la gran incógnita del final, brillantemente resuelto a su favor por Cavallo y Llanos tras 3 horas 20 minutos de carrera a máximo ritmo sorteando pilotos entre medio del polvo que abundaba sobre todo en la primer mitad del recorrido. Sobre el final, quedaban al margen las aspiraciones de uno de los reyes de las extremas, el español Alfredo Gómez (KTM Factory) que veía uno a uno perder los rayos de su llanta trasera, obligado a bajar el ritmo y la pelea junto a Fernando Correa (Freytes Motosports) para concluir en un tercer puesto final, al igual que Deny Philippaerts (Beta Boano) que quedaba sin combustible en el último tramo y que a pesar de la generosidad de Ariel Alcaraz (Achime Chilecito) que le cedió liquido elemento para poder continuar, solo llegaría en cuarto lugar cuando su compañero, Cristian Arriegada (Beta Argentina Patagonia) ya esperaba en la línea de llegada. La figura de Stéfano Caimi (KTM Chile) y de Franco Ayuso (Husqvarna Dakar Motors-Factory Race), emergía con fuerza para pelear arriba entonces, aunque sin resto para asaltar la primera posición de los Beta Boys, quedando a poco mas de 5 minutos del triunfo.

  

Un Transmontaña sin alternativas no es un Transmontaña, en ese aspecto todos debieron lidiar con obstáculos en el camino, el principal de seguro, el de lidiar a la hora de sobrepasar a 1000 pilotos por lo menos y muchas veces dentro de la poca visibilidad que entregaba el polvo en suspensión de esta edición, como sabemos nunca igual a otra, dado que el clima condiciona la pista de sobremanera y la sequía, fue la característica de esta. Que el factor suerte cuenta en esta “loca carrera” como la describiera Matteo Cavallo en el final es cierto, pero también lo es que junto a Llanos lograron química y feeling desde el primer entrenamiento, al igual que el acierto o la suerte en la estrategia de intentar largar desde adelante en lo posible, cuando otros buscaban la forma o la manera de hacerlo desde atrás para obtener referencias con respecto a sus rivales, como buscaban Matías Giampietri (Solomoto Team-Factory Race) junto a Darío Arco (Suzuki Elaion), quintos en el reconto final.

 

Para el grueso restante la emoción y la satisfacción de la aventura cumplida fue lo mas visto en la línea de meta de La Sala, un predio que lució de maravillas y que refleja gran parte del esfuerzo que edición tras edición se realiza, para mejorar este evento que siempre va por más y que de a poco, va cumpliendo sus sueños y el de muchos que el fin de semana tuvieron su bautismo de fuego y debut. La fiesta de cierre tuvo la participación de la banda de rock La Peniel en el imponente escenario montado en La Sala y una exhibición de las nueva Beta X-Trainer 300 a cargo de los italianos Deny Philippaerts y Matteo Cavallo en un pequeño circuito especialmente diseñado para la ocasión.

 

Entre lo mas importante que deja este 27º Transmontaña, está el esfuerzo de las fábricas y de los pilotos top por entregar binomios competitivos a la lucha por el título, encabezados por Beta Argentina que apostó por los Philippaerts y Cavallo junto a sus figuras nacionales, pero en síntonia con el resto que permitieron disfrutar del debut de pilotos de talla como el español Alfredo Gómez, los croseros Darío Arco y Ezequiel Fanello, los fueguinos Gastón Leonardelli (único argentino en el Red Bull Minas Riders brasilero) y Gastón Martínez, los campeones uruguayos Fernando Suarez y Julio Erache y los mendocinos Marcos Polo (líder del Enduro Classics Series) en compañia de Nicolás Pucci.